Aceite de oliva y dieta mediterránea

Aceite de oliva y dieta mediterránea: una combinación milenaria

Hoy os vamos a hablar de la relación que existe entre el aceite de oliva y la dieta mediterránea o DM, una combinación milenaria que ha perdurado a lo largo del tiempo y que tiene a este alimento como uno de sus productos clave.

Los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra son de sobra reconocidos por la comunidad científica y multitud de investigaciones a lo largo de los años.

Los múltiples beneficios de este oro líquido los encontramos en sus ácidos grasos y polifenoles.

Estos componentes son claves a la hora de evitar el colesterol malo, reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y tantas otras enfermedades como el cáncer o la hipertensión, entre otras.

La mayoría de la sociedad conoce todos estos beneficios, sin embargo, es posible que ignoren ciertos aspectos de la historia y la relación existente entre el aceite de oliva y la dieta mediterránea que os vamos a contar a continuación.

Aceite de oliva y dieta mediterránea: un recorrido por su historia

Como es bien sabido, el aceite de oliva virgen extra es uno de los componentes de la cocina mediterránea junto a plantas y hortalizas cultivadas y típicas de la cuenca del mar Mediterráneo.

Si bien es cierto que la alimentación actual ha variado en comparación con siglos pasados, hay un producto que se ha mantenido estable en su consumo a lo largo del tiempo. 

Nos referimos, por supuesto, al aceite de oliva virgen extra, un producto que cultivaban civilizaciones antiguas como los fenicios, los griegos y los romanos.

Estas culturas hacían uso del aceite de oliva virgen extra tal y como se hace en la actualidad, como uno de los alimentos principales de nuestra dieta, o para el cuidado de la piel, la salud y belleza (cosmética AOVE), o incluso como combustible o remedio medicinal.

El aceite de oliva ha mantenido su peso e importancia en las dietas de los países alrededor del Mediterráneo hasta hace pocas décadas atrás.

Sin embargo, la llegada de la globalización y el respaldo de la comunidad científica han provocado que este alimento haya traspasado fronteras y llegado a continentes como Asia o América.

El interés por las numerosas propiedades del aceite de oliva virgen extra ha ido de la mano de la dieta mediterránea que ha sido reconocida por la OMS como el prototipo de dieta saludable y equilibrada.

¿Cuál es la base de la dieta mediterránea? Características y propiedades

Antes os comentábamos un poco del origen y la historia del aceite de oliva y su influencia en la dieta mediterránea y ahora os vamos a contar cuál es la base y las características de esta dieta.

La clave del éxito de esta dieta es que combina lo mejor del mundo gastronómico y el aspecto cultural de varios continentes y países que conforman el conocido «Mare Nostrum», nombre que le dieron los romanos al Mediterráneo.

La dieta mediterránea se caracteriza por su simplicidad y patrones alimenticios saludables:

  • Por simplicidad nos referimos al consumo de vegetales, legumbres y hortalizas, pan, cereales, vinagre, vino (consumo moderado) y el aceite de oliva virgen extra.
  • El AOVE o aceite de oliva virgen extra es la principal grasa usada en la dieta mediterránea y es la base para que esta dieta sea un modelo alimentario altamente reconocido por la comunidad científica y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La dieta mediterránea alarga la vida de las personas que optan por su consumo como consecuencia de una combinación de los alimentos más equilibrados, saludables y completos que existen en la Tierra.

Desde la década de 1950 la ciencia comienza a respaldar esta afirmación gracias a una investigación llamada «Estudio de los siete países» llevada a cabo por el doctor Ancel Keys, un fisiólogo estadounidense que estudió la influencia de la dieta en la salud.

Reconocimiento científico

Ancel Keys fue el primer investigador en reconocer los beneficios de la dieta mediterránea, y por lo tanto, del aceite de oliva virgen extra.

Además, planteó la hipótesis de que la sustitución de las grasas saturadas de la dieta por grasas poliinsaturadas reducía las enfermedades cardiovasculares.

Sus recomendaciones se mantienen vigentes hoy en día. Como fruto de sus investigaciones la ciencia ha conseguido corroborar la diferencia de la incidencia de enfermedades cardiovasculares en los países del sur en comparación con el norte de Europa.

Esta diferencia se debe a los alimentos que componen la dieta en los países del sur en comparación con los del norte.

En este sentido, el aceite de oliva juega un papel fundamental ya que el contenido de grasas vegetales y animales poco saludables (como la mantequilla o la margarina) es mayor en países del norte que en el sur de Europa. 

Beneficios de la dieta mediterránea

Como hemos comentado en el párrafo anterior los puntos positivos de la dieta mediterránea son muchos, tanto como para que organizaciones como la Organización Mundial de la Salud consideren a esta dieta como el modelo perfecto de un régimen moderado y beneficioso para la salud. 

Tanto es así que la Unesco declaró a la DM como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad. Con este motivo la dieta mediterránea tiene su propio día mundial cada 13 de noviembre desde el 2011.

Organizaciones como la Unesco y la OMS saben de la importancia que una dieta sostenible, saludable y equilibrada es el eje de una vida sana y saludable.

La DM cumple con estos requisitos a la perfección. Tanto es así que ha sido puesta como el modelo o prototipo perfecto de dieta saludable.

Al margen de consideraciones evidentes como cumplir con una actividad física regular o evitar el consumo de drogas como el tabaco o el alcohol, la dieta mediterránea ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, colesterol y cáncer, entre otras sintomatologías graves.

Esto se debe al alto contenido en polifenoles, ácidos grasos insaturados como el oleico y antioxidantes de todo tipo que contiene el aceite de oliva.

Y es que las ventajas del aceite de oliva son muchos; a continuación, citamos las más importantes:

  • Mejora el colesterol bueno.
  • Reduce la hipertensión y ayuda en su control.
  • Ayuda al control del tránsito intestinal y mejora el estreñimiento. 
  • Incrementa el sistema inmunológico.
  • Favorece la circulación en sangre y ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Hidrata y cuida la piel, tanto si es consumida en crudo como si se aplica directamente en el cuerpo (cosmética AOVE).
  • Tiene un gran contenido en vitaminas (A, D, E y K), así como en antioxidantes y ácidos grasos saludables.
  • Disminuye la aparición de varias clases de cáncer.
  • La importancia de la alta calidad del aceite de oliva
  • La ingesta equilibrada y recomendada diaria de esta grasa es de unos 40 mililitros, el equivalente a unas 4 o 5 cucharadas soperas.

En este sentido, la calidad del aceite de oliva influye en su consumo. Los beneficios que obtienes de una grasa de alta calidad como es el AOVE no es igual que una inferior como el aceite de oliva normal.

Y es que lo bueno del aceite de oliva es su gran variedad, por ejemplo: ¿sabías que existen hasta 200 tipos de aceituna en España y 1.000 en el mundo? o ¿qué algunas aceitunas son mejores para mesa que para obtención de aceite?

Esta diferencia tan grande entre el fruto del olivo hace que los aceites que se obtienen de ellos sean totalmente diferentes, no sólo en sabor, sino en rendimiento y producción.

Aceites de oliva de alta calidad recomendados

Por este motivo y a ser posible, os recomendamos el consumo de aceite de oliva virgen extra de alta calidad, ecológico y en su punto óptimo de maduración como sucede con el aceite verde o temprano.

Si quieres conocer las diferencias de las distintas calidades del aceite de oliva y profundizar en el tema te dejamos un enlace donde te lo explicamos en detalle.

Y con esta recomendación acabamos este artículo sobre el aceite de oliva y dieta mediterránea: una combinación milenaria y saludable de gran importancia para tener una vida sana y saludable.

Esperamos haberos contado algún detalle que desconocíais de un producto tan nuestro como es el aceite de oliva.

Además, os recordamos que cada semana actualizamos las noticias de nuestro blog donde publicamos artículos relacionados con el sector.

No dudéis en compartir este post en redes sociales o bien dejarnos un comentario si tenéis alguna duda o consulta. 

Comparte con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter