Cómo hacer una cata de aceite de oliva

¿Cómo hacer una cata de aceite de oliva correctamente?

¿Te gusta el aceite de oliva pero no eres un catador? ¿Te gustaría saber cómo hacer una cata de  aceite de oliva cómo hacen los expertos?

Entonces deberías leer este artículo ya que te contaremos todas las claves y secretos para probar y degustar el oro líquido.

Si quieres sacarle un mayor provecho a un producto imprescindible como es el aceite de oliva debes saber cómo se hace una cata de aceite.

Y es que saber degustar y probar correctamente este líquido no sólo te ayudará con las recetas y tus platos, también enriquecerá tu paladar y tus sentidos.

Además, lo mejor de todo es que para saber catar el aceite de oliva no necesitas ser un experto, eso sí, debes tener ciertos aspectos y claves a la hora de degustar un buen aceite de oliva.

Hacer una cata de aceite de oliva: ¿qué necesitas saber?

Como hemos dicho antes no es imprescindible tener experiencia como catador para saber degustar y apreciar un buen aceite de oliva.

Sin embargo, es necesario tener una cierta experiencia en cuanto al aceite se refiere.

Con esto nos referimos a tener en cuenta el tipo y variedad de aceite que se va a catar. No es lo mismo valorar un aceite de oliva virgen extra que uno normal.

Y es que aunque no lo parezca existen infinidad de clases de aceitunas.

Estas dependen de la variedad y la región de origen, estos dos factores son solo algunos de los aspectos que afectan al sabor final de un aceite.

En realidad, hay muchos más aspectos como pueden ser el tipo de prensado o la forma de cultivo.

Todos estos factores y algún otro más afectan tanto al aspecto como al sabor y aroma del aceite. Pero no necesitas saber todo esto para degustar y clasificar un aceite.

Si bien es cierto que ese conocimiento te puede ayudar a mejorar e identificar la gama de sabores de diferentes aceites de oliva, lo que debes saber son identificar 4 procesos para hacer una cata.

Estas 4 etapas son muy parecidas a las de una cata de vinos, en este sentido, una cata
de aceite es muy parecida a la del vino. 

Las 4 fases de una cata de aceite de oliva

Ambos productos son líquidos y se obtienen del prensado de fruta recién cosechada (sí, las aceitunas son el fruto del olivo).

Las cuatro etapas de una cata de aceite de oliva son las siguientes:

  1. 1. Fase visual o de aspecto.
  2. 2. Fase olfativa.
    3. Fase gustativa y táctil.
    4. Fase final de valoración y repetición.
  3. A continuación, os explicamos en detalle cómo funciona cada fase.
  4. Fase visual o de aspecto.

Existe un refrán que dice que “la comida nos entra por los ojos” y tiene toda la razón. Mucha gente come antes con el sentido de la vista que con el estómago. Por ello, antes de catar un aceite debemos fijarnos en detalles como su aspecto, su color o brillo.

Por otro lado, es importante hacer estas valoraciones en una botella de cristal transparente ya que muchos plásticos afectan al color y percepción del aceite.

Si la botella que vamos a valorar tiene un plástico que dificulta el examen visual del aceite es mejor colocar el aceite en un vaso o recipiente de color blanco para ver mejor el líquido.

Para ello, verteremos de una a tres cucharadas de aceite de oliva en un recipiente para valorar su color.

Fase olfativa.

Una vez anotamos el color del aceite es hora de olerlo. Pero no de una forma normal y corriente, debemos ralentizar este proceso para intentar averiguar los diferentes matices y sabores que esconde el aceite.

Primero toma la copa o recipiente del aceite y acércalo a la nariz mientras lo mueves ligeramente para liberar su aroma.

Una vez olemos el aroma inicial y lo procesamos es momento de meter la nariz en el recipiente y oler o inhalar el aire profundamente para captar la mayor cantidad de sabores.

Este proceso debe hacerse concentrado y con la mente lo más liberada posible para degustar
el aceite de oliva.

Fase gustativa y táctil.

Después de visualizar, analizar y oler es momento de captar el sabor probando el aceite. Para ello, es conveniente cerrar los ojos y concentrarse en el sabor y tragar una o dos cucharadas.

Es importante hacerlo sin prisas y tomarse cierto tiempo para notar aspectos generales como aceite frutado, picante o amargo, entre otros. Una vez captamos estos factores es momento de expandirse a otros sabores y matices.

Fase táctil y valorativa.

Una vez acabamos de apreciar todo el sabor anotamos nuestras observaciones en un papel. Es conveniente hacer este proceso con varias personas para ir comparando las diferentes opiniones y aceites.

Así, tu valoración será mucho más exacta y precisa.  

Una vez acabas de anotar puedes volver a catar otro aceite de oliva. Pero antes de repetir con otro aceite es conveniente limpiar tu paladar con otro olor.

Para ello, mucha gente utiliza una manzana, agua o un trozo de pan para “borrar el aroma a aceite”.

Piensa que en las catas de vino se puede usar agua para limpiar la boca, pero el aceite no es tan  soluble como el vino, lo que hace más difícil refrescar el paladar y reiniciar el sabor.

Por ello, es recomendable usar pan y otros alimentos para neutralizar el olor.

Una vez tienes la boca preparada para valorar otro aceite de oliva es momento de repetir los 4 procesos. 

Categorías básicas y generales de una cata de aceite

Las tres categorías básicas que hay que tener en cuenta en la cata de aceite de oliva son: delicado, medio e intenso. Es conveniente no usar términos como herbáceo, mantecoso, etcétera.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de aspectos generales como aceite picante, amargo o frutado.

¿Cuántos aceites es recomendable catar?

El número de aceites a degustar dependerá del número de invitados que tengamos así como del tiempo, la experiencia que tengan los invitados y los diferentes tipos de aceite a usar.

Para la gente principiante en el mundo de la cata de aceites es recomendable valorar pocos aceites al inicio.

La razón es simple, a mayor cantidad de aceites, hay más valoraciones y necesitas más tiempo de degustación.

Así que te recomendamos usar entre 4 y 8 tipos diferentes de aceite para disfrutar el proceso y no alargar la velada. 

Piensa que a mayor experiencia, más tipos de aceite podemos usar. Por otro lado, no alarguéis la valoración del líquido, así podréis degustar más.

Un tiempo recomendable es utilizar entre 10 a 15 minutos por cada tipo aceite para la degustación y la discusión.

Finalmente, hay gente que degusta los aceites por tipos, o al azar. Esto ya es cuestión de gustos y preferencias.

Si tenéis experiencia, tiempo y la fortuna de valorar muchos aceites es recomendable hacerlo de la forma que más le guste a la mayoría. Y con estos consejos acabamos este artículo de recomendaciones y claves que necesitas saber para hacer una cata de aceite de oliva.

Esperamos que os haya gustado y nos vemos la siguiente semana con más noticias relacionadas con el mundo del aceite de oliva.

Comparte con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter