cuáles son los mejores aceites vegetales

¿Cuáles son los mejores aceites vegetales? Hasta qué punto es mejor el aceite de oliva

Cada vez que se habla sobre los beneficios del aceite de oliva se compara con otros aceites vegetales como el aceite de girasol. Pero, ¿cuáles son los mejores aceites vegetales y qué tan bueno es el AOVE o aceite de oliva virgen extra?

¿Qué son los aceites vegetales y de dónde proceden?

Los aceites vegetales, o grasas vegetales, son aceites extraídos de las semillas o de otras partes de las frutas.

Al igual que sucede con las grasas animales, las grasas vegetales son mezclas de triglicéridos.

Este concepto también se refiere sólo a los aceites vegetales que están en forma líquido a una temperatura ambiente.

La mayoría de los aceites vegetales, pero no todos, se extraen de los frutos o semillas de las plantas.

El aceite de soja, la manteca de cacao y el aceite de semilla de uva son algunos ejemplos de grasas procedentes de semillas.

No obstante, también se pueden hacer grasas de otras partes de los vegetales como son los frutos, algunos ejemplos son el aceite de oliva, el aceite de salvado de arroz y el aceite de palma.

Por ejemplo, el aceite de soja se obtiene de las semillas de la soja, en cambio la palma se extrae de los frutos de dicho árbol, una situación parecida con el aceite de oliva y el de girasol.

Este tipo de aceites vegetales suelen ser comestibles aunque también tienen otros usos más allá de la cocina como la cosmética.

Aunque también existen aceites no comestibles, no se suelen considerar aceites vegetales ya que son aceites derivados del petróleo y se suelen llaman aceites minerales.

¿Cuáles son los mejores aceites vegetales?

Los aceites vegetales pueden clasificarse de varias maneras. Por ejemplo, por su uso o por el método utilizado para extraerlos.

También pueden clasificarse agrupando los aceites extraídos de plantas similares, como sucede con los aceites procedentes de los frutos secos.

Existen varias formas de extracción:

  • 1. Mecánica: también conocido por machacamiento o prensado. Suelen utilizar un prensado o molino de aceite para obtener el aceite. Se suele utilizar en aceites más tradicionales como el AOVE o aceite de coco.
  • 2. Hidrogenación: Se utiliza hidrógeno y un catalizador a temperaturas muy altas. Este proceso hace que la grasa resultante, especialmente las grasas parcialmente hidrogenadas, tengan alto contenido de ácidos grasas malas o trans.
  • 3. Con disolvente. Básicamente, es una extracción química que usa un disolvente. Es más rápido y barato que otros sistemas de extracción y se utilizar para aceites industriales como la soja o los aceites de maíz.
  • Existen otros procesos, pero estos tres son los más frecuentes.

La extracción de estos aceites es importante ya que afecta a la calidad de los ácidos grasos de cada aceite. 

Además, no todos los aceites se purifican o refinan como es el caso del aceite de oliva. Por si fuera poco, muchos aceites vegetales que se comercializan son mezcla de varios aceites.

Algunos ejemplos son el aceite de maíz, el de soja o la palma que se suelen combinar entre sí.

Por norma general, los mejores aceites son los más puros. Es decir, aquellos que usan sistemas de extracción tradicional y no usan químicos ni se catalizan.

En general, estos aceites son el aceite de coco, el de girasol y el aceite de oliva en cualquiera de sus cuatro variedades (aceite de oliva virgen extra o AOVE, aceite de oliva virgen, aceite de oliva y aceite de orujo de oliva)

Al margen de la extracción la calidad del aceite también depende de otros aspectos como la composición nutricional del fruto.

La diferencia más evidente entre el aceite de oliva y el de girasol es la fuente.

El aceite de oliva se obtiene del prensado de aceitunas, mientras que el de girasol procede de las semillas de girasol.

Por poner un ejemplo, el girasol tiene una cantidad mayor de ácido linoleico que el aceite de oliva (65 por ciento frente a un 10 por ciento el aceite de oliva).

No obstante, el aceite de oliva es mejor que el de girasol ya que es mejor fuente de vitamina K, ácidos grasos, grasas monoinsaturadas y minerales.

Esta diferencia tan grande en su composición de ácidos grasas y polifenoles hace que el aceite de girasol sea menos beneficioso que el aceite de oliva.

De hecho, el aceite de oliva es uno de los mejores aceites vegetales, si no el mejor. Las razones son las siguientes:

  • 1. El aceite de oliva es altamente rico en ácido oleico (un 75 por ciento), una grasa monoinsaturada mundialmente reconocida por sus beneficios.
  • 2. Contiene propiedades antiinflamatorias gracias a su alto contenido de antioxidantes y grasas saturadas. 
  • 3. Apenas engorda y es una fuente de vitamina E.
  • 4. Su excelente composición nutricional, especialmente, los polifenoles.

Otros aceites vegetales saludables son el de girasol y el de aguacate.

  • ¿Cuáles son los peores aceites y qué usos tienen?

Los aceites vegetales menos saludables son los de colza, canola, salvado de arroz, maíz y semilla de uva, entre otros. 

Algunos de estos aceites forman parte de la cultura humana desde hace miles de años. Sus usos son variados, pasando por la cocina, para acabados de la madera o como combustible e incluso con fines medicinales.

Y es que los aceites vegetales se llevan utilizando desde la antigüedad para distintos fines. No obstante, hoy en día se conocen por su mayor uso en la cocina o como aditivos alimentarios.

¿Qué aportan a la comida? 

Muchos aceites vegetales se consumen directa o indirectamente como ingredientes de los alimentos, función que comparten con algunas grasas animales, como la mantequilla y la manteca.

Los aceites cumplen una serie de funciones en este sentido:

1. Textura: los aceites pueden servir para que otros ingredientes se peguen menos.
2. Sabor: aunque algunos aceites menos sabrosos suelen ser más caros, otros como el de oliva o el de almendras son la elección perfecta para acompañar diferentes platos y recetas ya que su sabor es especial y muy rico.                                                                                                                                  3. Acortamiento: para dar a la pastelería una textura desmenuzable.
4. Como base y potenciador de otros sabores: los aceites también pueden «transportar» los sabores de otros ingredientes, ya que muchos sabores se deben a sustancias químicas que son solubles en el aceite.

Y con esto acabamos este artículo sobre cuáles son los mejores aceites vegetales. Esperamos haberos aclarado algunas dudas y que hayáis descubierto algunos beneficios del aceite de oliva.

Y es que por algo el AOVE está considerado el rey de los aceites y el más sano. Deseamos que sigáis leyendo nuestro blog con recetas y artículos relacionados sobre este producto tan saludable.

Comparte con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter