cuál es mejor envase para el aceite de oliva, el plástico o el cristal

¿Cuál es el mejor envase para el aceite de oliva, plástico o cristal?

Hoy os contamos la importancia del envase un producto, en este caso, el AOVE. Para ello, vamos a analizar cuál es mejor envase para el aceite de oliva, el plástico o el cristal.

El envasado y empaquetado de un producto no sólo ayuda a mejorar la protección y seguridad del producto envasado, también juega un papel importante en la experiencia del cliente.

La importancia del envase en el aceite de oliva

La mayoría de consumidores aprecian un envase bonito y cuidado. De igual forma que juzgamos un libro por su cubierta, el consumidor lo hace por el envase.

Se calcula que se tarda 7 segundos en tener una primera impresión positiva a la hora de evaluar un producto en un supermercado sólo viendo el exterior del envase.

En este sentido, el empaquetado y el tipo de material que se usa desempeña un papel importante en ganar la confianza del consumidor.

La elección del material también es fundamental y por varios motivos:

El peso

Un aspecto importante a la hora de escoger un material para envasar el aceite de oliva es el peso. No es lo mismo transportar una botella de 1 litro de cristal que otra de plástico. El plástico pesa menos que el cristal y eso se nota en el peso final.

El peso no sólo redunda en el coste del producto a la hora de enviar, también en el manejo y comodidad a la hora de transportarlo.

Aunque los supermercados, empresas y tiendas electrónicas envíen la compra a casa el peso es un factor muy a tener en cuenta en el envasado.

Muchos clientes quieren botellas pequeñas por su facilidad de manejo y ligereza. Otros en cambio, prefieren cantidades mayores, aunque sean más incómodas de manejar.

En este sentido es buena idea contar con varias medidas para dar libertad al usuario a la hora de escoger una cantidad u otra.

Las medidas de envase más usadas para guardar el aceite de oliva son:

  • 250 ml.
  • 500 ml.
  • 1 litro
  • 2 litros
  • 5 litros.

El impacto medioambiental

Otro factor importante que influye en la elección del material por parte de una empresa es el medio ambiente.

Muchos usuarios valoran un envase bonito, pero eso hoy en día no llega. La sociedad y los consumidores demandan envases contaminen poco.

Por ello, hay que prestar atención al factor contaminante. No sólo por los clientes y el impacto medioambiental, sino por la reducción del coste.

Y es que un producto con tanto arraigo, beneficios y posibilidades de uso en la cocina de los españoles como es el aceite de oliva o AOVE merece un trato y una presentación acorde a sus propiedades y características. 

El aceite de oliva es un producto que no requiere demasiados cuidados a la hora de guardar y conservar el aceite salvo tener en cuenta aspectos como el calor, la luz y la exposición al aire.

Estos aspectos también influyen en el envasado.

Por ejemplo, si se usa plástico o vidrio se debe tener en cuenta que sea un material que proteja el aceite de oliva en su punto de conservación y que reduzca los niveles de oxidación del oro verde.

Una vez sabemos la importancia del envase en el aceite de oliva toca analizar cuál es mejor material, ¿el vidrio o el plástico?

Diferencias entre plástico y cristal

Los materiales que conforman los envases de las botellas de aceite de oliva que se venden en las tiendas electrónicas y grandes superficies son de vidrio y de plástico.  

No sólo el aceite de oliva, también otros productos líquidos como el vinagre o el agua. El uso del plástico y el cristal se alterna en función del fabricante, el coste del mismo y tipo de producto y cliente final.

Entremos en detalle y analicemos cuál es mejor material para el aceite de oliva, cristal o plástico.

Mientras el vidrio es menos permeable al CO2 y aguanta mejor la temperatura el plástico es más versátil y todoterreno.

El plástico tiene muchos usos y estilos gracias a los diferentes tipos de plástico que existe en la industria.

Por ejemplo, tenemos el polietileno de alta densidad (HDPE), el polietileno de baja densidad (LDPE), el polipropileno (PP) o el etereftalato de polietileno o comúnmente conocido como PET, que es el más usado en el sector del aceite de oliva y otros productos líquidos. 

Cada uno de estos plásticos tiene sus compatibilidades y diferentes grados de resistencia al impacto o aguante de temperatura.

Al margen de estas características el plástico tiene un problema de reputación, pero eso no quita que sea 100 por ciento contaminante.

Muchos consumidores no quieren plástico ya que su objetivo es usar menos plástico para contaminar menos.

Es importante destacar el impacto en el medio ambiente de una botella de plástico y otra de cristal y es que la elección de materiales define la sostenibilidad de un producto u otro.

A la hora de analizar el PET hay que tener en cuenta que se divide en:

  • PET virgen
  • PET con 30 por ciento.
  • PET con 75 por ciento
  • PET con 100 por ciento de gránulos reciclados.

Es decir, en muchas ocasiones el PET se recicla totalmente. En cambio, el cristal se recicla hasta el 85 por ciento del total.

El impacto medioambiental global por kilogramo de una botella de cristal es menor a una de plástico.

Pero nos olvidamos del peso. Y esto es importante a la hora del transporte ya que también contamina.

Hay que tener en cuenta que la elección de un material de envasado influye en todo momento de su vida: desde el momento de envasado, pasando por el producto acabado hasta su transporte y llegada al cliente final.

Cada proceso de la cadena de suministro incluye un peso significativamente mayor para el transporte y por lo tanto una mayor contaminación.

De media, el peso de una botella de vidrio puede ser hasta 40 veces superior al de una botella de PET.

Entonces: ¿cuál es mejor envase para el aceite de oliva: plástico o vidrio?

Antes de entrar a analizar cuál es el mejor material a la hora de envasar oro líquido hay que saber cómo se debe guardar y conservar el aceite.

Teniendo en cuenta dichos aspectos debemos contemplar los factores que afectan a la correcta preservación del aceite de oliva.

Estos son los siguientes:

  • La oxidación.
  • La conservación óptima de la temperatura.
  • La luz.

La luz, la oxidación y la temperatura son enemigos del aceite de oliva. Por ello, hay que escoger materiales que protejan el producto del exterior.

En este sentido, tanto el cristal como el plástico son excelentes alternativas para proteger el interior.

Por ejemplo, el PET puede ser de varios formatos tanto opaco, como transparente o translúcido para proteger parcialmente el interior.

El cristal también se puede colorear y aguanta bien la temperatura.

Dicho lo cual, y teniendo en cuenta los factores medioambientales y reciclaje de ambos materiales cuál es mejor.

Las ventajas del plástico son varias:

  • 1. Es ligero, reciclable y su uso está muy extendido.
  • 2. Es apto para guardar todo tipo de botellas, tanto pequeñas como grandes, desde 250 ml a garrafas de 5 litros.
  • 3. Permite ver el interior de las botellas. Se puede personalizar y añadir elementos protectores para alargar la vida del aceite.

Los beneficios del plástico son las siguientes:

  • 1. Facilidad de reciclaje y atractivo visual.
  • 2. Protege de la luz y no es poroso lo que evita la penetración de gases y humedad al aceite.
  • 3. Deja ver el color del aceite, muchos estudios confirman que los consumidores prefieren ver la coloración del oro líquido.
  • 4. Puede ser opaco, transparente y tiene muchos formatos.

Una vez sabemos todos es aspectos qué material es mejor, plástico o vidrio. Sea cual sea debe ser inalterable, inerte y evitar que la luz oxide el aceite.

Para ello, se puede ayudar con un envasado con caja de cartón revestido, cristal o plástico oscuro o incluso una lata de acero inoxidable.

Cristal, plástico y latas de acero

Todo lo que proteja al oro líquido es bienvenido. En realidad, el material es una cuestión de gustos.

Tanto el cristal como el plástico cumplen su función siempre que eviten la exposición de la luz al AOVE.

En UnOlivo nos decantamos por ambos materiales y ofrecemos botellas tanto de cristal como de plástico y latas.

Todo sea por proteger este producto tan nuestro y que producimos con tanto cariño y pasión como es el aceite de oliva ecológico.

Con esta elección de mejor material de envase para el aceite de oliva acabamos este artículo.

Esperamos que os haya gustado y os animéis a investigar más sobre el PET, el vidrio y las latas de acero.  

Además, aprovechamos para recordaros que cada semana os traemos las noticias y artículos más interesantes relacionadas con el aceite de oliva virgen extra.

Comparte con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter