En este momento estás viendo ¿Es el aceite de oliva un producto de lujo?

¿Es el aceite de oliva un producto de lujo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

¿Se puede considerar el aceite de oliva un producto de lujo? Depende de muchos factores, uno de ellos es la evolución de su precio a lo largo del próximo 2023.

Otros aspectos que también afectan al valor económico del aceite de oliva es su producción y los efectos climáticos que afectan al cultivo del olivo, como el cambio climático. Por ejemplo, si aumenta la sequía y hay menos agua, la producción será menor y, por lo tanto, el precio del AOVE subirá.

Además existen más factores que pueden afectar al precio del AOVE y son los siguientes: la marca del aceite, la variedad de la aceituna, el precio que pida el productor y el valor del mercado.

A continuación, vamos a analizar estos aspectos para comprobar si el aceite de oliva es un producto de lujo o no.

¿Por qué el aceite de oliva ha subido tanto este 2022?

Lo primero de todo es entender el aumento del precio del AOVE este año. En un artículo anterior llamado campaña del aceite de oliva 2022-2023 analizamos cómo se presentará la cosecha de este año que viene.

Las cifras para 2023 son desastrosas: las estimaciones realizadas por las Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía apuntan que este año que viene los productores andaluces producirán  700.000 toneladas en comparación de las 1.151.394 toneladas de 2021.

Esta situación se debe a las sequías que hubo en verano y que han provocado un descenso en la producción de la aceituna y, por lo tanto, del oro verde.

La situación en el resto de España es similar, unas 800.000 toneladas por un total de casi 1,5 millones en el 2021-2022. A modo resumen, se puede decir que nuestro país producirá la mitad de aceite de oliva que la campaña anterior.

Evidentemente, en un mercado de oferta y demanda esta escasez afecta a su precio. Al haber menos existencias de un producto, su valor se aumenta.

La cuestión importante es qué se considera caro y cuánto ha subido el AOVE a lo largo de este año. A continuación, lo analizamos en detalle.

¿Se convertirá el aceite de oliva un producto de lujo a corto plazo o no?

Si tenemos en cuenta que al margen de la escasez de cultivo hubo más factores que afectaron al precio del AOVE, como la subida del IPC, la inflación y la guerra de Ucrania, no es de extrañar que el aceite se pague más caro que en 2021.

Solo para hacernos una idea, el precio del aceite de oliva en diciembre del 2022 se paga a 5 euros el litro si se vende a granel. Esta cifra es dos veces más que en 2019.

Hace 4 años se pagaba la aceituna a 2,5 euros el kilo. Incluso este año el precio del AOVE llegó a estar rondando los 4 euros. Después de meses de guerra en Ucrania, la inflación no deja de subir.

Esta alza generalista de la cesta de la compra ha afectado inevitablemente al precio del aceite. Los productores han tenido que incrementar el valor de mercado para competir con otros sectores y productores extranjeros debido al aumento del petróleo y la energía.

Todo esto hace que uno se pregunte si el aceite de oliva se convertirá un producto de lujo a corto plazo o no. La respuesta depende, en gran parte, de cómo evolucione la economía y la inflación.

Si la guerra de Ucrania se alarga muchos meses, el precio va a seguir subiendo de forma inevitable. Si, por el contario, la guerra acaba y la inflación se estabiliza hay grandes posibilidades de que el precio del aceite se estabilice.

Por otro lado, no debemos olvidarnos de que la campaña 2022-2023 va a ser la mitad del año pasado. Esto va a afectar a los precios.

En otras palabras, es muy posible que el precio del AOVE siga subiendo hasta la nueva campaña del 2023 -2024. La clave es el ritmo del incremento de precios.

Si llegado 2023 la producción de aceite se estabiliza y la economía se recupera lo normal es que el precio baje. Pero, como todo, habrá qué esperar a ver cómo evoluciona y responde el mercado.

Gourmet, premium y caro: ¿son lo mismo?, ¿cuáles son sus diferencias?

El aceite de oliva es un ingrediente muy apreciado en las dietas de muchos países mediterráneos durante siglos. En el pasado el oro verde se consideraba una moneda de cambio y solo lo podían usar los ricos.

Esta situación ha cambiado y el AOVE se ha convertido en un alimento popular en todo el mundo debido a sus múltiples beneficios, pero también a su disponibilidad y precio. 

Sin embargo, en los últimos años, el valor económico del aceite se ha disparado y se ha convertido en un codiciado producto de lujo. La pregunta es hasta cuánto se puede considerar un producto de lujo.

A continuación, vamos a diferenciar entre gourmet, premium y caro para entender si algo se puede considerar un producto de lujo o no.

A menudo hay confusión en torno a las palabras «gourmet», «premium» y «caro». Aunque todas ellas pueden referirse a productos de gama alta, cada una tiene su propio significado.

  • Gourmet se refiere a los manjares que se preparan de forma creativa o artística. La RAE define la palabra gourmet como la persona de gustos exquisitos en lo relativo a comida y bebida. Es decir, los alimentos gourmet son productos exquisitos.
  • Premium quiere decir que son productos que son de la máxima calidad y suelen estar reservados a quienes pueden permitírselos.
  • Caro se refiere a productos que requieren una inversión significativa de tiempo, energía o dinero.

Por tanto, aunque las tres palabras pueden utilizarse para describir productos de gama alta, cada una se refiere a un aspecto diferente del lujo.

En el caso del aceite de oliva, caro no tiene que ser un lujo. Que el precio del AOVE ha subido, cierto. Pero también la vida. Y todo depende, no todos los aceites son iguales.

Por ejemplo, nuestro aceite de oliva virgen extra es un producto ecológico de la variedad de aceituna picual y de recogida temprana que hacen que tenga la máxima calidad.

Otro aceite de calidad superior es nuestra gama de AOVES premium que destacan por la exquisitez de sus matices, con aromas de hierbas, tomate y alcachofa.

Lo que queremos decir es que si buscas un aceite de oliva virgen extra por lo menos que sea de calidad y siempre que sea posible, ecológico.

Aunque esto puede ser decepcionante para quienes tienen un presupuesto limitado, no se puede negar la lujosa experiencia de utilizar aceite de oliva puro en la cocina.

Para ello te recomendamos nuestras diversas gamas de AOVEs que puedes encontrar en nuestra tienda online.