importancia de los polifenoles en la salud

Importancia de los polifenoles en la salud: tipos, propiedades y beneficios

El aceite de oliva y sus diferentes variedades, en especial el AOVE, tiene fama de ser mucho más saludable que otros tipos de aceite, como el de soja, girasol o coco. El principal motivo es su alto contenido en compuestos polifenólicos. De hecho, la importancia de los polifenoles en la salud al consumir aceite es mayor que la presencia de las grasas monoinsaturadas saludables.

¿Qué son los polifenoles?

Esto se debe a que los compuestos fenólicos del AOVE ofrecen múltiples beneficios para la salud.

Entre ellos, destacan la mejora de la digestión y la salud del cerebro, además de la protección contra las enfermedades cardiovasculares.

La reducción del impacto de enfermedades como la diabetes de tipo 2 e incluso la aparición de ciertos tipos de cáncer también se relaciona con los polifenoles.

Este dato está confirmado por una gran cantidad de estudios científicos.

Los beneficios para la salud del aceite de oliva están relacionados en un 99% con la presencia de los compuestos fenólicos, no con el aceite en sí,

Esta afirmación la corroboran muchos investigadores.

Pero, ¿en qué consisten exactamente los polifenoles y cuántos tipos hay?

Los polifenoles son una categoría de compuestos vegetales que ofrecen diversos beneficios para la salud.

Estos compuestos vegetales varían dependiendo del tipo de planta y se consideran una especie de micronutrientes o fitoquímicos.

A día de hoy se han identificado más de 500 de estos fitoquímicos, diferentes webs y portales web enumeran más de 8.000 tipos diferentes de polifenoles.

Los polifenoles pueden clasificarse en los siguientes grupos:

    1. 1. Flavonoides. Representan alrededor del 60% de todos los polifenoles. Se encuentran en alimentos como las manzanas, las cebollas, el chocolate negro y la col roja y también en frutas, verduras, legumbres, vino tinto y té verde. Funcionan como antioxidantes y en la lucha contra la inflamación, y se pueden encontrar en frutas y verduras, entre otros alimentos.
      2. Ácidos fenólicos o polifenoles. Pueden actuar como antiinflamatorios en el cuerpo y se encuentran en gran variedad de alimentos, en especial, en verduras y frutas frescas de temporada, cereales integrales y semillas y por supuesto en el aceite de oliva. Este grupo representa alrededor del 30% de todos los polifenoles. Funcionan como antioxidantes y se absorben fácilmente en el tracto intestinal. 
      3. Estilbenos. La cantidad de este tipo de polifenoles es menor comparada con los flavonoides y los ácidos fenólicos siendo el resveratrol el más popular y probablemente el más estudiado de esta categoría. El resveratrol se puede encontrar en el vino tinto, los arándanos y los cacahuetes, entre otros alimentos. Son conocidos por sus beneficios en la salud cardiovascular. 
      4. Lignanos. Se encuentran en abundancia en las semillas de lino y sésamo, así como en las legumbres, los cereales y otros alimentos. También se relacionan con la salud cardiovascular y tienen numerosos efectos biológicos en los mamíferos, incluyendo actividades antitumorales y antioxidantes.
    2. Tipos de polifenoles y alimentos que los contienen

Los beneficios que se experimentan como resultado de la ingestión de alimentos que contengan polienoles son muchos (los detallamos en profundidad en el siguiente apartado).

Un alimento que destaca por encima del resto en cuanto al número de polifenoles que contiene es la aceituna.

De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria o EFSA reconoce el potencial y la importancia de los polifenoles en la salud si consumimos este alimento.

Así, una reciente investigación realizada por el CSIC o Consejo Superior de Investigaciones Científicas destaca el poder antioxidante de las aceitunas.

Afortunadamente, en España tenemos una gran variedad de aceitunas que contienen un alto nivel de ácidos fenólicos tipo hidroxitirosol y sus derivados.

De estas destacan las variedades de aceituna manzanilla, lechín, Comezuelo, Cornicabra, Nevadillo negro y picual, una de las aceitunas más famosas y valoradas para hacer aceite de oliva.

Por supuesto, también el aceite de oliva es rico en polifenoles, pero no todos los AOVE son iguales. Por lo que algunos tienen más niveles de polifenoles que otros.

Al margen del aceite y de las aceitunas también existen otros alimentos que contienen altos niveles de polifenoles.

El vino tinto, el chocolate negro, el té y las frutas del bosque son claros ejemplos. Pero hay más, a continuación, tenéis un pequeño listado:

  • 1. Frutos secos.
  • 2. Té y vino.
  • 3. Frutas y verduras.
  • 4. Semillas de sésamo y las de lino.

Beneficios e importancia de los polifenoles en la salud

Diferentes investigaciones y estudios sobre estos compuestos nos muestran una serie de beneficios positivos para nuestra salud.

Algunos de ellos ya los os hemos contado antes, pero hay más, entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Mejoran la salud de la sangre, incluyendo los niveles de insulina. Esto tiene un impacto directo en la aparición de los síntomas de la diabetes.
  • Reducen la inflamación interna que causa síntomas de artritis y osteoartritis.
  • Ayudan a mejorar los síntomas de algunas alergias, desde las estacionales hasta el asma.
  • Son efectivos en los tratamientos contra determinados tipos de cáncer, ya que previenen el crecimiento de tumores en el cuerpo.
  • Efecto prebiótico, es decir, ayudan a la alimentación de la flora intestinal con los nutrientes necesarios para prosperar y que puedan combatir a las bacterias presentes en alimentos tóxicos o procesados.
  • Ayudan a las bacterias intestinales y contribuyen a mantener nuestro peso corporal estable. 
  • Finalmente, destacar la protección contra las enfermedades del corazón.

Hay que tener en cuenta que el número de polifenoles presentes en los alimentos pueden variar su presencia en función de muchos aspectos.

Entre ellos, destacan la calidad del alimento, su tratamiento y recogida, el clima, su forma de conservación y preparación. Por ejemplo, no es lo mismo un cultivo ecológico que uno normal.

Finalmente, comentar que al margen de los beneficios y la importancia de los polifenoles en la salud es conveniente llevar un estilo de vida activo y saludable como hacer una dieta variada y ejercicio moderado como yoga, al menos un par de veces a la semana.

Con todo ello, esperamos haberos aclarado qué son los polifenoles, sus tipos y propiedades y por qué son tan necesarios en nuestras vidas.

Como siempre os invitamos a visitar nuestro blog ya que publicamos noticias del sector del aceite de oliva cada semana.

Además, también podéis compartir el artículo en redes sociales y dejarnos un «me gusta» o un comentario.

Comparte con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter